Albóndigas con salsa de almendra y níscalos

IMG_3654

IMG_3669

 

plato-1

plato-2

plato-3

plato-4Los esfuerzos del ama por esmerarse en la comida dieron por resultado que los dos amigos, que estaban francamente hambrientos se arrojaran sobre lo que había en la mesa y, en un abrir y cerrar de ojos, dieran buena cuenta de los entremeses. A continuación, y mientras esperaban la sopa, acometieron las setas en vinagre, acompañándolas con pan, y, sin duda por eso, cuando al fin llegó la sopa, Levine ordenó que no se sirvieran los panecillos tostados, a pesar de que en ellos se cifraba el orgullo profesional de la cocinera.
Esteban Arcadievitch alabó todos los platos sin distinción. A pesar de que estaba acostumbrado a asistir a grandes banquetes, todo le parecía superior. El pan, el vino, la mantequilla, las setas en vinagre, la sopa al estilo ruso, el pollo con salsa blanca, todo, repetimos, estaba según él, exquisito y apetitoso.
-¡suculento! ¡Magnifico! -exclamaba a cada momento.
Después del asado encendió un grueso cigarro puro y comenzó a decir:…..
Ana Karenina (Leon Tolstoi)

Ingredientes para 6 personas

Para las albóndigas:
300 gr. de cabeza de lomo picada
300 gr. de ternera para guisar picada
50 gr. de pan rallado
2 huevos
25 gr. de piñones
Sal y pimienta negra
Harina
Aceite para freír

Para la salsa:
Una cebolla mediana
2 rebanadas de pan frito
4 ajos
perejil
Un poco de ñora
15 almendras fritas
1/2 kilo de niscalos, cortados a cuartos
1 vaso de vino blanco
2 vasos de agua

En un bol ponemos todos los ingredientes para las albóndigas, hacemos bolas, las pasamos por harina y freímos, no mucho, solo un poco. Las reservamos.

Para la salsa:
En un mortero picamos las almendras fritas, los ajos, el perejil y el pan frito, lo reservamos.
En un caldero sofreímos la cebolla y añadimos el picado del mortero. Luego añadimos un poco de ñora, removemos y ponemos el vino y el agua. Dejamos que hierva a fuego lento y cuando esté un poco cocido añadimos las albóndigas.
Pasado unos 15 minutos añadimos los níscalos y dejamos cocer un ratito más.
Espero que os guste un montón.
Hace dos días que ha llegado David, no es necesario decir que estamos más que felices con el nuevo miembro de la familia. En dos años ya comerá con estos platos llenos de dibujos pintados por niños egipcios, que el abuelo me trae todos los años de Luxor.

Bienvenido pequeño David, seguro que estas albóndigas te gustarán un montón.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: