Falafel

imageimageimage imageEn la ciudad de Kjöge hay una gran plaza-mercado, en la que, durante la feria anual, se instalan verdaderas calles de puestos que venden cintas de seda, calzados y todas las cosas imaginables. Había entonces un gran gentío, y generalmente llovía; además, apestaba a sudor de las chaquetas de los campesinos, aunque olía también a exquisito alajú, del que había toda una tienda abarrotada; pero lo mejor de todo era que el hombre que lo vendía se alojaba, durante la feria, en casa de los padres de Knud, y, naturalmente, lo obsequiaba con un pequeño pan de especias, del que participaba también Juana. Pero había algo que casi era más hermoso todavía: el comerciante sabía contar historias de casi todas las cosas, incluso de sus turrones, y una velada explicó una que produjo tal impresión en los niños, que jamás pudieron olvidarla; por eso será conveniente que la oigamos también nosotros, tanto más, cuanto que es muy breve…

Bajo el sauce de Hans Christian Andersen

Ingredientes: 2 tazas de garbanzos crudos, los dejamos en remojo toda la noche con un poco de bicarbonato.

5 dientes de ajo.

1/3 de taza de perejil.

1/2 taza de cilantro.

1/2 cebolla.

Un puñado de sésamo.

Curcuma, sal y paprika.

Mezclamos todos los ingredientes y ponerlos en una picadora , luego nos mojamos las manos un poco y vamos formando como pequeñas hamburguesas

Freímos.

Acompañamos de pan de pita, ensalada de tomate y pepino, hummus, etc. Esta receta es de Esther :))) súper buena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: