Bizcocho de especias sueco

 

DSC_3941-1

bizcocho sueco-1

bizcocho sueco-2

Bizcocho de especias sueco

Recogió el libro, hojeó las páginas y descubrió que el objeto de la inquietud de la señora Wragge no era más que un viejo y anticuado Tratado del arte de cocinar reducido a los habituales epígrafes de pescado, Carne y Aves, que contenía la acostumbrada serie de recetas. Pasando las hojas, Magdalen llegó a una página en particular cubierta de pequeñas gotas de humedad medio secas.

-¡Qué curioso! –dijo-. Si no fuera un libro de cocina, diría que alguien ha estado llorando sobre él.

-¿Alguien? –repitió la señora Wragge con una mirada de asombro-. No es alguien, soy yo. Le doy las gracias, sin duda ésta es la página. Cielos, suelo llorar sobre el libro. Usted también lloraría si tuviera que sacar de ahí las comidas del capitán. Tan seguro como que cada vez que me siento con este libro me empieza otra vez el zumbido en la cabeza. ¿Quién lo entiende? Algunas veces me parece que lo tengo y se me escapa todo. A veces creo que o lo entiendo y lo recuerdo todo de golpe. ¡Fíjese! Esto es lo que ha pedido para desayunar mañana: “Tortilla a las hierbas”. Bata dos huevos con un poco de agua o leche, sal, pimienta, cebolletas y perejil. Picar fino ¡Vaya! ¡Picar fino! ¿Cómo voy a picar fino si está todo mezclado y batido? “Ponga un trozo de mantequilla del tamaño de su pulgar en la sartén”. ¡Míreme el pulgar y mírese el suyo! ¿A qué tamaño se refiere? “Derretir, pero no dorar.” Si no se ha de dorar, ¿qué color ha de tener? Él no me lo dice; espera que lo sepa, y yo no lo sé. “Echar la tortilla.” ¡Vaya! Eso puedo hacerlo. “Deje que cuaje, levante todo el borde de la tortilla; cuando esté hecha, déle la vuelta para doblarla sobre sí.” ¡Oh, la de veces que le he dado la vuelta  la he doblado en mi cabeza antes de que entrara usted! “No deje que se endurezca; ponga el plato sobre la sartén y déle la vuelta.” ¿A qué le he de dar la vuelta? Oh, piedad, pruebe con la tortilla fría otra vez y dígame a qué, ¿al plato o a la sartén?……………………..

Sin nombre (Wilkie Collins)

Ingredientes:

2 huevos

200 g de azúcar

1 dl de nata (puede ser agria)

100 g de mantequilla

160 g de harina

2 cucharadas de té de levadura

1 1/2 cucharada de té de jengibre

1 1/2 cucharada de té de clavo molido

1 1/2 cucharada de té de canela molida

Procedimiento:

Se baten los huevos con el azúcar hasta que se blanqueen. Se añade la nata y la mantequilla derretida y fría. La harina bien mezclada con el royal (levadura) y todas las especies se añaden a la masa. Se mezcla todo ello con cuidado y se mete al horno en un oled previamente untado de mantequilla y pan rallado. El horno debe tener una temperatura de 225ºC y la cocción dura aproximadamente 45 minutos.

Este bizcocho solo esta muy bueno y con mermelada también.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: