Comiendo en casa de Jesualdo y Akane

comiendo en casa de Jesualdo-2 comiendo en casa de Jesualdo-1jesualdo-7 jesualdo-1 jesualdo-4 jesualdo-5 jesualdo-6El miércoles 17 de abril, cuando llegamos a Mashiko, dejamos el equipaje en el apartamento y nos fuimos a ver a Suzuki, luego nos acompañó al supermercado, porque aquí en Mashiko es necesario ir en coche a todas partes, ya que es un pueblo diseminado.

Gregory tiene que pasar 5 días conmigo antes de volver a Dinamarca. El lleva una cesta y yo otra, cada uno va por un sitio y cogemos lo que nos apetece, pero al llegar a la caja, me veo que ha pillado un paquete de 2kg. de arroz integral, una bote de litro de soja, dos docena de huevos, una botella de vinagre japonés, un nabo que pesa como dos kilos, setas, patatas, cebollas, ajos, pescado, etc….. No le quería decir nada, pero no lo puedo evitar y le solté: “Te has pasado un poco, porque solo vamos a cenar en casa”, y él  me contestó: “Son muchos días y tendremos que comer”. Como no quiero discutir, el primer día no le dije nada (mi hermana dice que Gregory y yo tenemos el mismo carácter).

El viernes por la mañana Gregory se tomó para desayunar un bol de arroz con un huevo crudo y me dijo que ése es el desayuno de Mashiko. Pero yo no me lo creo, tiene una pinta fatal. Luego  me dijo: “Encarna, tú sabes que lo que más me gusta es la tortilla de patata, tendremos que comprar patatas esta tarde”, yo le dije que de acuerdo.

Nos vamos a comer a casa de Jesualdo, que es un ceramista de la Mancha que vive al lado de Mashiko, y él, su mujer y su precioso hijo nos reciben con todo el cariño del mundo. Hablamos de cerámica, de España y lo pasamos fenomenal, tanto que me olvidé de hacer fotos de las maravillosas vistas que tiene su casa y de la comida tan rica que prepararon.

Cuando yo llegué a casa por la tarde, Gregory aún no estaba, así que me siento tranquila en el ordenador y cuando llega él se conecta al Skype para hablar con Janne (su mujer) y me dijo: “Encarna porqué no cenamos, tengo hambre”, yo por supuesto no le hice caso porque eran las 18,30. Continúa hablando con su mujer y friéndose unas patatas y de repente me dijo: “Encarna, resulta que es mañana a las 11,00 cuando tengo que coger el vuelo para volver a Dinamarca”. En cinco minutos preparó la maleta, llamó a unos amigos para que lo llevaran a la estación del tren, me dió un beso y se fué.

Me quedé sola en casa con  2 kilos de arroz integral, una docena y media de huevos, 1 litro de soja, un nabo, y una botella de aceite de sésamo, etc…….. Así es Greg.

Jesualdo es un ceramista de la Mancha que vive cerca de Mashiko con su mujer Akane, esta semana que estamos de feria, pasamos muchos ratos juntos, bebiendo cerveza, sake y hablando mucho.

Esta es su maravillosa web:

http://www.lubarte.com/

Anuncios

Un pensamiento en “Comiendo en casa de Jesualdo y Akane

  1. Hola! Encarna
    ya te las vas a ingeniar de hacer algo con el arroz etc etc etc….y sino lo llegas a usar regalalo a alguien que lo necesite ;;;; seguí así que vas de maravillas ..;;y te voy siguiendo todos los pasos;;;.un gran beso;

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: