Ensaladilla de alcachofas

También  decía Eneka que eran las ostras comida de emperadores,  que su ingestión a más de uno le había ocasionado serios disgustos, como a Carlos de Habsburgo, el que vivió sus últimos años en el Monasterio del Yuste, adonde se hacía llevar en acémilas y ocultas entre calderos de nieve las ostras que le enviaba su hermana Catalina desde Lisboa, y que no siempre llegaban en las mejores condiciones de frescura, a pesar de lo cual eran engullidas sin vacilar por el anciano emperador, enfermo de gota.

El palacio  azul de los ingenieros belgas (Fulgencio Argüelles)

1-    bote de alcachofas en conserva

2-    1 paquete de palitos de cangrejo

3-    1 lata de atún

4-    1 bote de mayonesa

5-    100gr. de aceitunas negras o verdes

6-    4 pepinillos agridulces

7-    4 huevos duros

8-    Sal al gusto

Escurrimos las alcachofas y las cortados en trocitos pequeños, también los palitos de cangrejo, los huevos duros, las aceitunas y los pepinillos, mezclamos todo con el atún y añadimos la mayonesa y la sal.

Tener en el frigorífico por lo menos una hora

Esta receta me la paso mi amiga Rosa Gálvez, yo creo que no está igual del todo, pero cuando me dijo los ingredientes yo no los anoté y luego ya no me acordaba de todo, pero está muy rica.

Así que Rosa si lees la receta y tienes que rectificar algo, no dudes en ponerlo

Anuncios

2 pensamientos en “Ensaladilla de alcachofas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: