Mermelada de albaricoque

Mi hermana me trajo el otro día una caja de albaricoques de su magnífico huerto ecológico. Estos albaricoques tienen el mismo olor y sabor de cuando yo era pequeña y cuando estaba haciendo la mermelada no paraba de pensar en mi abuela María, y estos pensamientos me llevaron a su pequeña cocina, donde preparaba la mermelada ella misma. A mi abuela le gustaba mucho todo lo dulce y al preparar la  mermelada, añadía mucha cantidad de azúcar, quedando tan espesa que se podía cortar con un cuchillo. Luego la envasaba en botes pequeños de nescafé y, como esas tapas no eran  buenas para hacer el vacío, untaba unos trocitos de papel de estraza bien mojados con coñac y seguidamente los cerraba. De esta manera se evitaba que entrara el moho y dañara la mermelada. Luego untábamos rebanadas de pan tostado con margarina y mermelada, y las mojábamos con un buen tazón de malta.

Para 2kg. De albaricoques,

1kg de azúcar porque son muy dulces

Zumo de un limón

Ponemos los albaricoques con el zumo de limón en una cazuela. Lo mantenemos en el fuego durante unos 30 minutos, hasta que la fruta este ablandada.

Luego retiramos del fuego y añadimos el azúcar y lo tenemos otros 25 minutos, hasta obtener una mermelada consistente, removiendo con frecuencia.

Envasar y tapar la mermelada.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Mermelada de albaricoque

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: