Tempura de hígado de rape

Había un día a la semana en que las prostitutas se adueñaban del comedor. Por lo general, se sentaban sobre sus rodillas, como si no tuvieran el menor interés en la comida, mientras los clientes se llenaban el estómago. Pero pude oír claramente cómo les rugía el estómago. Aquel día se les permitió comer hasta hartares. se propinaban codazos las unas a las otras en su afán por hacerse con el tofu de judías y maíz, el pescado frito, el rábano blanco y la berenjena en miso, los bocados de pato a la parrilla. Se les hacía la boca agua al contacto con las cremosas salsas, y no se preocupaban de los escupitajos que soltaban al hablar en si divertido dialecto.
La hija del dibujante ( Katherine Govier).
Ingredientes:
Un hígado de rape de unos 200gr, o un trozo.
Harina para temperuta o harina de la que tengamos es casa.
Cúrcuma.
Pimienta negra.
Sal.
Agua muy muy muy fría que es lo más importante.
Aceite de oliva para freír.

Limpiamos el hígado bien, lo cortamos a trocitos pequeños, reservamos.
En un bol ponemos 100gr de harina, añadimos una cucharadita de cúrcuma y pimienta molida y vamos añadiendo el agua muy fría (es lo más importante para que la tempura salga bien y crujiente), hasta hacer una pasta no muy liquida y tampoco que quede espesa, tampoco hay que mover mucho, tiene que tener grumos.
Ponemos los trocitos de rape, para que se empapen bien y freímos con abundante aceite caliente solo un minuto por cada lado, no tiene que dorarse.

El hígado de rape me gusta de todas los formas.

IMG_3164.JPG

IMG_3168.JPG

IMG_3166.JPG

IMG_3169.JPG

IMG_3435.JPG

Mercado de los Mostenses. Madrid

A un paso de Callao y la Plaza de España, se encuentra este interesante mercado.
Se trata de un mercado de barrio cuyos puestos fueron poco a poco abandonados por sus propietarios al ir escaseando la clientela. Muchas de esas paradas, de esas viejas cafeterías de mercado, pasaron años abandonadas y lentamente han ido recobrando la vida de la mano de comunidades latinoamericanas o asiáticas que han ido ganando espacios.
Gracias al blog de cuadernos de cocina asiática lo he descubierto y estoy encanta.

IMG_3360.JPG

IMG_3361.JPG

IMG_3370.JPG

IMG_3366.JPG

IMG_3378.JPG

IMG_3372.JPG

IMG_3382.JPG

IMG_3374.JPG

IMG_3387.JPG

IMG_3383.JPG

IMG_3390.JPG

Feliz semana.

Dumplings en Singapore

Un dumpling chino común consiste generalmente en carne y verduras picadas finas y envueltas por un trozo fino y elástico de masa. Entre los rellenos populares se cuentan el cerdo picado, la ternera picada, el pollo picado, la gamba e incluso el pescado. También son populares mezclas como cerdo con repollo chino, cerdo con cebollino, cerdo y gamba con verdura, cerdo con cebolleta, cebollino con huevo revuelto, etcétera. Las mezclas de relleno varían según los gustos personales y la región. Los dumplings suele hervirse o cocerse al vapor, y es un plato tradicional en la nochevieja china, el 5.º día del año nuevo chino y en reuniones familiares especiales. Las familias enteras se reúnen para elaborarlos, y también se toman para despedir a familiares y amigos. En el norte de China, los dumplings se comen con una salsa para mojar hecha con vinagre y aceite o pasta de guindilla, y ocasionalmente con algo de salsa de soja .

IMG_3340-0.JPG

IMG_3338-1.JPG

IMG_3342-0.JPG

IMG_3337-0.JPG

IMG_3328-0.JPG

<img src="https://

IMG_3321-1.JPG

El mercado de Chinatow en Singapore

El barrio chino de Singapur surgió en 1821 cuando llegó a puerto el primer junco procedente de Xiamen. Los pasajeros, todos hombres, se establecieron en la parte sur del río Singapur, zona hoy conocida como Telok Ayer.

Como el resto de Singapur, Chinatown también destaca por la mezcla cultural. En muy pocas ciudades es posible ver dos mezquitas árabes y un templo hindú en el corazón del barrio chino.

IMG_3114.JPG

IMG_3115.JPG

IMG_3120.JPG

IMG_3113.JPG

IMG_3130.JPG

IMG_3132.JPG

IMG_3134.JPG

IMG_3129.JPG

IMG_3138.JPG

Mercado “Little India” Singapore

Little India (Pequeña India) es uno de los barrios más característicos de Singapur: el olor a incienso y a especias, las ropas de colores, la arquitectura y las tiendas son algunas de las cosas que lo hacen tan especial.
Tomarte un té de jengibre bien caliente y bien dulce es uno de mis vicios. Puedo decir que esta igual de bueno que en cualquier parte de la autentica India.

IMG_2789-0.JPG

IMG_2780-0.JPG

IMG_2785.JPG

IMG_2782-0.JPG

IMG_2809.JPG

IMG_2792.JPG

IMG_2805.JPG

IMG_2801.JPG

IMG_2799.JPG

IMG_2794.JPG

IMG_2810.JPG

Mus de leche merengada

 

 

 

 

image

image

image

image

El olor de las manzanas burbujeando al calor de las llamas es un olor triste porque desciende sobre ti para envolverte, como la gasa que se desprende de un sueño, y es un olor interminable porque perdura hasta que el agua se pierde en vahos que se hacen nubes, y también es un olor tierno, tan tierno como el olor de las caricias encdndidas en los labios de una madre. 

A la sombra de los abedules ( Fulgencio Argüelles)

ingredientes:

200 ml de leche

1 rama de canela

1 corteza de limón

5 hojas de gelatina

380 gr. de leche condensada

5 claras montadas a punto de nieve 

500 ml de nata montada

Ponemos a hidratar las hojas de gelatina con agua fria + calentamos la leche con la canela y el limón + añadimos la leche condensada y movemos + añadimos las hojas de gelatina  una por una y quitamos el palo de la canela y la corteza de limón. 

Mezclamos las claras de huevo montadas con la nata montada y le añadimos la mezcla anteior envolviendolo.

Lo volcamos en un recipiende y directo al congelador para que cuaje bien. dos horas antes de servir lo sacamos.

También se puede preparar en pequeños vasos.

La primera vez que lo hice no lo puse en el congelador y me quedo un poco blando, la segunda lo puse en el congelador y añadi una base de galletas oreo y encima una capa de mermelada ( la mermelada se tiene que poner cuando la mus este dura).

Como esta receta es tan facil de hacer la llevo haciendo todo el mes de agosto, me la enseño mi amiga y me dijo que era del blog: comiendoentreolivos.blogpost.com.

De paso pongo algunas fotos que haga algunas mañanas en mi casa, espero que os gusten.

Buen fin de semana a todos, y siento mucho no haber publicado antes. 

Samosas vegetarianas

samosas-2

samosas-3

niña

 

Hasta ahora casi todo lo que cultivábamos había sido vendido para pagar la renta de la tierra, ahora éramos capaces de guardar algo de nuestra propia producción. Me gustaba en especial el no verme forzada a vender todos los chiles porque no eran útiles. Cuando la lengua se rebela contra el simple arroz cocido, añorando el ghee, la sal y las especias que uno no puede permitirse, el bocado amargo de un chile vuelve sabroso incluso un simple arroz.

Néctar en un tamiz (Kamala Markandaya)

Ingredientes:

1/2 kilo de patatas

1/4 de guisantes

1 cebolla mediana

2 dientes de ajo

1 trozo de jengibre fresco

1 chile si te gusta el picante.

1 paquete de pasta filo

Aceite para freír.

Cotamos la patata a cuartos y la hervimos con los guisantes, reservamos.

En la India siempre cuando se cocina se empieza por sofreír la cebolla, el ajo y el jengibre y luego añadir las especies, pero yo no he puesto en esta receta. Añadimos la patata machacada y los guisantes y esperamos a que se enfrie.

Hacemos paquetes con la pasta filo, y las freímos.

Ayer vi que Raul ” El Oso con botas” había publicado una receta maravillosa de samosas, para el blog de cocina de María Lunarillos, así que podéis visitarla, ya que en ella te enseña como hacer la masa.

http://www.marialunarillos.com/blog/?p=17532

Espero que os guste, porque son bien fáciles de hacer.

 

 

 

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 35 seguidores